Leones, Osos pardo y Tigres de bengala, ingresan a nuestro complejo, procedentes de circos y de algunos zoológicos que cierran sus puertas definitivamente. Las figuras legales pueden ser decomisos, donaciones o directamente de rescates por haber sido abandonados.

Como de los animales mencionados, los que prevalecen en número son los leones, en nuestra institución se ha construido un ambiente de generosas dimensiones. Se trata de un predio de casi una hectárea que imita las condiciones de la sabana africana. 

Animales que nacieron en cautividad en una jaula comprimida, en muchos casos en carros enrejados, en nuestro complejo se manifiestan como “verdaderos” leones, y las reglas de la manada son las que imperan. Es entonces que aparecen los rangos, las jerarquías, las manifestaciones de poder y también de cariño. Pero también las disputas que antes eran raras ahora en este nuevo contexto son una realidad, por lo que a veces tenemos que intervenir para evitar que los conflictos pasen a mayores y alguno salga mal herido. Como decía anteriormente, ¡al fin y al cabo son leones y esa manera de vida es la que les da “felicidad”, si es que este sentimiento existe entre los animales no humanos. Pero si no lo es se trata de algo muy parecido de acuerdo a como se muestran!. ¡Muchas veces hasta parecen sonreír!.